La Historia de Arquinesia

Arquinesia fue creada y diseñada como resultado de varios viajes al Mediterráneo y por el amor a las Islas Baleares. Ha sido inspirada por los diversos aromas de las polifacéticas Islas Baleares. El ambiente mágico y los momentos que acompañan cada viaje ha sido capturado e indujo a la creación de la colección de fragancias auténticas y naturales.

La pasión existente por la fotografía, la afición por la belleza y el amor por los aromas, confirió un toque adicional de valor a la colección de fragancias. Captando las fragancias también con los ojos y no solo con el olfato es uno de los muchos motivos que explican por qué Arquinesia es una marca tan especial.

No solo se usa un perfume, sino que la experiencia directa con las Islas Baleares permite asimismo sentir la fragancia. Cada colección tiene su historia individual, confiriendo a la marca una singularidad que no encontrará en otros lugares. Cada historia está llena de pasión que explica la belleza y la magnificencia de las fragancias.

La Tienda

El viaje de Arquinesia fue motivado por la idea de crear un lugar escondido, un lugar lejos del ruido diario que nos rodea, pero al final se convirtió en un secreto abierto, un secreto que deseamos compartir.

La tienda principal se halla en el magnífico centro de Palma de Mallorca en una pequeña calle lateral. Gracias al ambiente y carisma de la tienda, no es posible pasar por la tienda sin entrar este paraíso. “The Secret Place” es el apodo cariñoso y bien conocido de la tienda. Pasando por una puerta pequeña, casi imperceptible, se entra a un mundo completamente diferente, lleno de fragancias exquisitas, cada una con su historia específica.

Después de entrar por la pequeña y encantadora puerta, continúa el viaje por la tienda y sus diversos cuartos, cada uno de los cuales tiene algo que contar, contribuyendo a un cuento grande y un secreto que se va desvelando.

La sala de la colección podrá encontrarse al final del itinerario, bañado en la luz mística del patio que invita a quedarse y probar todas las fragancias maravillosas que acaba de ver y oler. Al abandonar la tienda Arquinesia uno tiene la impresión de dejar detrás de sí un nuevo universo de armonías y fragancias, un auténtico país de maravillas de fragancias.

Ir arriba